Tiempo y Clima

        Entendemos por Tiempo al estado que presenta la atmósfera en un lugar y momento determinado. Por tanto es un suceso puntual, variable e irrepetible porque las condiciones no se repiten con exactitud.

        El Clima es una sucesión de tipos de tiempo que se producen en una zona del planeta. Se clasifican en climas zonales y azonales.

Los climas zonales son: cálidos, templados y fríos. Los azonales son los de montaña y los desiertos. Dentro de esta clasificación existen divisiones que veremos a lo largo del tema.

                           Tienen una gran importancia por ser agentes modeladores del relieve y por condicionar durante mucho tiempo los asentamientos humanos.

¿Cómo se clasifican los climas?

        Los climas se clasifican estudiando durante más de 30 años los distintos tipos de tiempo que existen en una zona. La existencia de un patrón en la sucesión de los tipos de tiempo permite establecer un clima y los diversos matices que se dan dentro de la zona estudiada, así se habla también de microclimas.

¿Qué elementos y factores influyen en la clasificación de los climas?

Los factores y elementos que influyen en los climas son:

Factores estáticos (son aquellos que permanecen inalterables): Latitud, Relieve y Sustrato.

a) La latitud: el hecho que la Tierra sea un geoide achatado por los polos, presente el eje inclinado y tenga movimientos de rotación y traslación supone una diferente exposición al Sol y por tanto el nivel de temperatura es menor cuanto más nos alejemos del Ecuador. De esta manera tenemos determinadas zonas de temperaturas: zonas cálidas, templadas y frías.

 

b) El Relieve: influye de manera decisiva en la temperatura de las zonas por la altitud, orientación y declive de las vertientes.

c) Sustrato: Cada superficie terrestre presenta diferentes niveles de reflexión solar. Los suelos blancos y/o brillantes reflejan casi en su totalidad la luz del sol (efecto ALBEDO) mientras que los suelos oscuros absorben la radiación solar reteniendo la temperatura recibida durante el día por la noche. Por otra parte los océanos se calientan con mucha lentitud al repartir en superficie y profundidad la temperatura que reciben; igualmente se enfrían con la misma lentitud. Esto provocarán corrientes de aire (brisas locales) en las zonas de la costa que modificarán las temperaturas diurnas y nocturnas suavizándolas tanto en invierno como en verano y aportando diferentes niveles de humedad a las zonas costeras.

 

 

ELEMENTOS DINÁMICOS: Son variables y medidos varias veces al día. Son la temperatura, humedad y presión.